El nuevo Sprinter – Inteligente, interactivo e innovador.

by Autozama
El nuevo Sprinter – Inteligente, interactivo e innovador.

Un diseño fascinante, características de seguridad a muy alto nivel, máxima rentabilidad, detalles orientados al sector y al cliente, y un paquete de conectividad que lleva los sistemas de información y entretenimiento a las aplicaciones telemáticas a una nueva era: en cada subdisciplina, la tercera generación de Sprinter define la clase superior en el segmento de furgoneta grande. Sin embargo, donde el fundador de este segmento realmente muestra sus verdaderas fortalezas es en la combinación de sus atributos individuales en una solución global del sistema.

En el mundo de la logística y el transporte del futuro, la variabilidad y la disponibilidad de soluciones específicas para el cliente son el factor de éxito esencial. Solo ofrecer a los clientes un buen vehículo ya no es suficiente. 

El nuevo Sprinter logra exactamente lo que sus generaciones anteriores lo demostraron: una vez más, redefine el segmento de la furgoneta. Esto lo convierte en lo último en hardware inteligente y elevará su segmento, el negocio de nuestros clientes y nuestro propio negocio al siguiente nivel.

Entre las novedades tecnológicas que incorpora está el sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience) con pantalla táctil en alta resolución de 10.25 pulgadas.

En este nuevo sistema de infoentretenimiento destacan la interfaz de nuevo diseño, el uso de inteligencia artificial, el concepto de control eminentemente táctil, nuevas funciones en materia de conectividad, realidad aumentada o la posibilidad de realizar actualizaciones automáticas del sistema.

La configuración del MBUX permite seleccionar qué mostrará cada esfera del panel de instrumentos, como un reloj, velocímetro, datos de viaje, autonomía, información sobre la música, datos de consumo, mapa de navegación, cuentarrevoluciones, gráficos de asistencia o el modo de pantalla completa.

Control por voz: ¡Hey Mercedes!
Se activa con decir «Hey Mercedes» (o a través del botón correspondiente del volante) y que reconoce un lenguaje más natural, sin necesidad de que el usuario se rija siempre por la gama de comandos previamente fijados. Por ejemplo, si quieres activar el aire acondicionado o ajustar la temperatura, basta con decir «tengo calor», en lugar de la temperatura a fijar.

Así pues, el sistema se adapta a tí y no al revés.

Solo hay que decir esas palabras mágicas y a continuación el vehículo nos preguntará directamente “qué es lo que queremos hacer”.

Artículos relacionados

Escribe tu comentario